Nuestra particular “ruta de la seda” llegó a su destino

“El carrer de Salamanca, en la ruta de la seda”. Este ha sido nuestro lema, el eje transversal del ejercicio fallero 2010/2011.

El pasado jueves, 12 de mayo de 2011, esta ruta llegó a su destino. En un acto celebrado en el Casal de nuestra Falla resumimos lo que ha dado de sí este peregrinaje por la historia del arte de la seda: firma de contratos y presentación de las actividades en torno a la falla, jornadas culturales, Belén de Navidad confeccionado con telas de seda, visitas a los talleres, vestir los ninots de la falla, ninot/homenaje a D. Vicente Enguídanos, plantà “al tombe” de la falla, etc.

Actividades y fallas cuyo objetivo han sido llamar la atención del pueblo valenciano y sus instituciones de autogobierno ante un hecho flagrante: el edificio histórico del Colegio del Arte Mayor de la Seda debe ser rehabilitado.

No es un capricho, es una cuestión de dignidad y justicia. Justicia hacia la historia de Valencia y su antiguo Reino medieval, pues el arte de la seda (establecido en torno al Colegio del Arte Mayor de la Seda y al barrio de Velluters) fue la industria que modernizó y dinamizó la vida social y económica valenciana a lo largo varios siglos. Dignidad como pueblo que no debe permitir la desaparición de un edificio del siglo XV como es el Colegio del Arte Mayor de la Seda. Edificio que representa el avance y la prosperidad del pueblo valenciano. Edificio que simboliza el esplendor social, económico y cultural valenciano durante la Edad Media. Sin duda alguna, el pueblo que olvida su pasado no está preparado para afrontar su futuro. La desidia y el olvido al que está sujeto el Colegio del Arte Mayor de la Seda evidencia un futuro indigno por la falta de respeto al pasado.

En 2011 plantamos dos fallas: una infantil (obra de Carlos Carsí) y una grande (fruto del buen hacer de Juanjo García), dos catafalcos que reflejaron el arte de la seda y su entorno histórico en Valencia: el Colegio del Arte Mayor de la Seda.

En 2011 rendimos homenaje a esta industria tradicional valenciana encarnada en D. Vicente Enguídanos. Artesano que ha sabido prolongar hasta nuestros días el arte tradicional en la fabricación de sedas y terciopelos. Homenaje fallero en forma de ninot. Ninot que representó a nuestra falla en l’Exposició. Ninot que supuso, a la postre, ganar el “premi a la tradició valenciana”, otorgado por el diario “Las Provincias”.

El pasado jueves, 12 de mayo de 2011, recordamos estas vivencias, entregamos a D. Vicente Enguídanos el busto, el ninot que le homenajeaba.

Don Vicente Enguidanos muestra el busto que formó parte del conjunto que le hacía homenaje

Una vez más, nuestra comisión de Falla, con la presencia del Presidente de nuestra Agrupación de Fallas “Gran Via”, D. Vicente Chirivella y, por supuesto, de la Junta de Gobierno del Colegio del Arte Mayor de la Seda, recordamos la necesidad de la rehabilitación de su sede: el edificio histórico de Velluters, en la calle del Hospital.

Nuestra ruta llegó a su destino. Ahora iniciamos otro camino en el haber de nuestra comisión fallera. No obstante, este destino no finalizará hasta que llegue el momento en que veamos materializada la rehabilitación del Colegio del Arte Mayor de la Seda. Por tanto, seguimos y seguiremos apoyando esta iniciativa tan tradicional y valenciana como la propia fiesta fallera.

Fotografías: Rafael Montagud. Artículo: Alberto García.

Publicado por

contribuciones

Contribuciones de los falleros